Este es un compendio de protocolos de seguridad en salud para la nueva normalidad fundamentados en los lineamientos sanitarios que han emitido las autoridades gubernamentales. Explica la manera en que la Universidad de Montemorelos (UM) estará abordando el desarrollo de la pandemia causada por el virus Sars-Cov-2 causante de COVID-19. Cualquier comunicado respecto a las medidas tomadas por la UM se darán a conocer por el departamento de Comunicación Institucional y serán publicadas en la página: https://www.um.edu.mx/coronavirus/.

La Universidad de Montemorelos se compromete a promover entre la población estudiantil y trabajadora los principios rectores de los “Lineamientos de Seguridad Sanitaria” (17 de marzo de 2020), con especial énfasis en la “No Discriminación” para las personas que hayan tenido COVID-19 o hayan convivido con algún familiar que lo tenga o haya tenido, respetar la autonomía, el derecho a la información y la confidencialidad de todos los públicos que ingrese e Interactúa con la institución.

s

El ingreso al campus UM

El ingreso de los públicos al campus UM

La Universidad de Montemorelos considera como públicos a los estudiantes, el personal UM, y a los miembros del Corporativo UM (los jubilados, y empleados de las instituciones de la Iglesia Adventista que está en nuestro medio, incluyendo Alimentos Col-Pac, la Unión Mexicana del Norte, el ISAR y el TAM-División), así como padres, egresados, proveedores y otras personas que deban realizar negocios esenciales con la UM. Cada uno de ellos es importante e interesan de igual manera. Algunos viven en el campus y otros fuera del mismo. Sin embargo, en tiempo de contingencia se requieren medidas de mayor seguridad respecto al ingreso al plantel.

El campus permanecerá cerrado para toda actividad educativa presencial hasta que las autoridades sanitarias autorice su apertura.

  1. Podrán ingresar al campus miembros del personal y estudiantes que tengan credencial vigente.
  2. Otros públicos, que no posean credencial para ingresar al campus, podrán ingresar para actividades esenciales cuando tengan una cita en alguna de las dependencias del campus.
  3. En todo caso, el ingreso de personas al campus es para realizar actividades individuales, no grupales, manteniendo la sana distancia y acatando las indicaciones de la señalética del lugar.
  4. Las personas que deban ingresar al campus deberán pasar por el filtro de verificación sanitaria y control de accesos de entrada. Allí se verificará:
    1. Su temperatura y le harán unas preguntas básicas sobre su salud. Si su temperatura corporal es de 37.5º C o más, no podrá ingresar al campus. Se le recomendará que regrese a su casa y consulte a su médico.
    2. Es obligatorio el uso de cubrebocas para ingresar y salir del plantel.
    3. Los estudiantes y miembros del corporativo UM deberán presentar su credencial institucional al ingresar.
  5. Las personas que ingresan en vehículos deberán cumplir con los mismos requisitos enunciados en los incisos anteriores.
  6. El número máximo de personas que se permitirá ingresar en un vehículo es de cuatro personas.

Mitigación de riesgos

Elementos para la mitigación de riesgos

Las autoridades de Salud de Nuevo León establecieron el uso obligatorio de cubrebocas para toda la población al salir a la calle en la entidad, como una medida para tratar de evitar contagios de COVID-19. Se estima que pacientes asintomáticos podrían ser responsables del 60% de los contagios de COVID-19. La adopción de cubrebocas por parte de todos es una medida de salud pública adicional a las medidas de distanciamiento social e higiene.

  1. El uso correcto de cubrebocas es obligatorio para toda persona que ingrese y permanezca dentro de la institución. El uso del cubrebocas ayuda a proteger a los demás en caso que el que lo porta esté infectado pero no presente síntomas.
    1. El cubrebocas se debe usar en oficinas, salones, y entornos públicos cerrados cuando sus labores requieren que se atienda a otras personas.
    2. Al estar solo en la oficina o lugar de trabajo, se puede quitar el cubrebocas, sin embargo, al atender a otras personas a sana distancia, todos deben portar el cubrebocas.
    3. Si usa barba y/o bigote, deben estar bien recortados por asuntos de higiene.
    4. El manejo correcto del cubrebocas:
      1. Lavarse las manos antes de colocarse el cubrebocas
      2. Colocar el cubrebocas de tal manera que le cubra la nariz, la boca y debajo de la barbilla
      3. Tratar que se ajuste a los lados de la cara
      4. Asegurarse de poder respirar con facilidad
      5. No colgarse el cubrebocas alrededor del cuello ni usarlo sobre la frente.
      6. No tocar la cubierta, y, en caso de hacerlo, lávese las manos.
  2. El lavado constante de manos y uso de gel antibacterial. El constante lavado de manos es el método más simple y efectivo para detener la diseminación del virus Sars-Cov-2 causante de COVID-19. Es más recomendable el uso de agua y jabón, pero cuando no se dispone de ellos, debe usarse gel antibacterial para higienizar las manos. Por esto, cada edificio, oficina, escuela y facultad deberá tener dispensadores de gel antibacterial para la higienización de manos.
    1. El lavado de manos es entendido como uno de los métodos de higiene más básicos e importantes. Es un acto simple que no toma más de 5 minutos y puede prevenir en numerosas ocasiones de la presencia de bacterias y virus.
    2. Al ingresar a un edificio, todos deberán hacer uso del gel para su protección personal.
  3. Uso de tapetes higienizantes. Cuando las personas ingresan a la UM, lo hacen con la contaminación normal de la calle. Para evitar llevar a los espacios cerrados la posible contaminación del virus, se utilizará un tapete desinfectante a la entrada de los edificios institucionales con el fin de controlar la cantidad de gérmenes filtrados en las suelas del calzado de las personas que ingresan a los edificios.
  4. Circulación en los espacios (señalética). Circulación Peatonal UM.

    Caminar es un modo de locomoción básica y habitual en todas las sociedades del mundo. De hecho, así inician y terminan todos los desplazamientos. Desafortunadamente en algunas situaciones el incremento del número de peatones conlleva a un mayor riesgo, más cuando los peatones no respetan las medidas de higiene y seguridad ante la contingencia del COVID-19.

    Por tal motivo, la Comisión de Seguridad en Salud ha implementado un plan que consiste en instalar una señalética apropiada que indique la sana distancia, así como las áreas en las que se debe portar cubrebocas, el recordatorio del apropiado lavado de manos y la limpieza de las suelas de los zapatos. La señalética estará a las entradas de los edificios institucionales, dentro de las oficinas, sobre todo dicha señalética mostrará la circulación apropiada peatonal para evitar encuentros entre los peatones.

    La señalética guiará cómo utilizar las puertas de la entrada de los edificios tanto al ingreso como a la salida de ellos.

    Además distribuidos en el campus se podrán observan los señalamientos que recordarán no hacer grupos en los edificios, andadores ni jardines de la institución sin respetar la sana distancia así como las medidas de protección personal.

    Estas medidas son parte de las disposiciones de higiene y salud.
  5. Higienización de los espacios. Objetivo

    Proveer una guía en el proceso de limpieza y desinfección en los espacios cerrados (oficinas y aulas, cuartos de hotel/residencias, etc.).

    Procedimiento de limpieza y desinfección

    Antes de iniciar actividades en un lugar cerrado (oficinas y aulas), se debe cumplir con las siguientes indicaciones para asegurar que las áreas de trabajo estén limpias y desinfectadas.

    1. De manera rutinaria, una de las tareas cotidianas de los responsables de las oficinas será hacer limpieza de las superficies (mesas, sillas, credenzas y demás muebles de oficina), usando una solución desinfectante (agua limpia y jabón, alcohol, entre otras soluciones).
    2. Los desinfectantes de uso ambiental más usados son las soluciones de hipoclorito de sodio, amonios cuaternarios, peróxido de hidrógeno y los fenoles, existiendo otros productos de menor uso. Para efectos de este protocolo, se recomienda el uso de hipoclorito de sodio al 0.1% (dilución 1:50) si se usa cloro doméstico a una concentración inicial de 5%. Lo anterior equivale a que por cada litro de agua se debe agregar 20 ml de Cloro (4 cucharaditas) a una concentración de 5%.
    3. Nunca se deberá mezclar cloro con otro producto de limpieza.
    4. Para las superficies que podrían ser dañadas por el hipoclorito de sodio (cloro), se puede utilizar una concentración de etanol (alcohol) al 70%.
    5. Cuando se utilizan productos químicos para la limpieza, es importante mantener la instalación ventilada (abrir ventanas y puertas) para proteger la salud del que realiza la limpieza y desinfección.
    6. Si se utiliza trapos de limpieza, desinfectarlos mediante lavado con agua y jabón, enjuagarlos y sumergirlos de 10 a 15 minutos en solución de agua clorada limpia.
    7. En el caso de limpieza y desinfección de textiles (cortinas por ejemplo) deben lavarse con un ciclo de agua caliente (90ºC) y agregar detergente para la ropa.
    8. Se debe priorizar la limpieza y desinfección de todas aquellas superficies que son manipuladas por los usuarios con alta frecuencia, como lo es: manillas, pasamanos, taza del inodoro, llaves de agua, superficies de las mesas, escritorios, superficies de apoyo, entre otras.
    9. En la eventualidad de haber tenido una persona contagiada por COVID-19

      Una vez efectuado el proceso de limpieza del área, se debe realizar la desinfección de superficies ya limpias, con la aplicación de productos desinfectantes a través del uso de rociadores, toallas, paños de fibra o microfibra, o trapeadores, entre otros. La institución contratará los servicios de un proveedor externo para esta desinfección.

  6. Elementos de protección personal (EPP) para personal de limpieza
    1. Traje de protección desechable o reutilizable.
    2. Guantes para labores de aseo desechables o reutilizables: resistentes, impermeables y de manga larga (no quirúrgicos).
    3. Protección para los ojos.
    4. La limpieza y desinfección se debe realizar utilizando el elemento de protección personal arriba descrito, el cual debe ponerse y quitarse de manera correcta.
    5. En el caso de utilizar EPP reutilizables, estos deben desinfectarse utilizando los productos anteriormente señalados.
    6. Para el adecuado retiro de los EPP, se debe realizar evitando tocar con las manos desnudas la cara externa (contaminada) de guantes y pechera, y considerando la siguiente secuencia:

      1. Retirar traje de protección y guantes simultáneamente.
      2. Realizar higiene de manos.

Reuniones grupales en la institución

El periodo académico agosto-diciembre 2020 se impartirá en un formato MDA+ compuesto por actividades remotas y presenciales. La UM se compromete a continuar comunicando a sus públicos los detalles sobre el regreso a clases presenciales conforme se tenga más información sobre la evolución de la pandemia del COVID-19.

El reinicio de actividades será conforme al Sistema de Semáforo de Alerta Sanitaria dispuesta por la autoridad federal y considerando los lineamientos de las entidades locales. Solo cuando esté en verde se podrá regresar a la modalidad presencial.

Reuniones grupales

El regreso a la nueva normalidad depende del comportamiento de la pandemia y la semaforización de la entidad federativa.

Las clases serán sincrónicas hasta el momento en que el semáforo esté completamente verde y la autoridad sanitaria autorice el regreso a la educación presencial. De igual manera, los laboratorios esenciales se tendrán cuando se tenga la autorización. Al tener la autorización, será la Vicerrectoría Académica en conjunto con la Vicerrectoría Estudiantil quienes autorizarán el inicio de esta actividad.

El ingreso a clases será escalonado y se seguirán las medidas de sana distancia como se especifica a continuación.

“Un estudio del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) muestra que en la actualidad las escuelas de América Latina y el Caribe cuentan con aulas que tienen en promedio un alumno por cada 1.6 m2. Dada la recomendación de mantener sana distancia durante las clases, los asientos de los alumnos deben colocarse separados individualmente y a una distancia libre de 1 (mínimo) o 1.5 metros a los cuatro lados. Esto implica contar con aulas que tengan entre 2.25 m2 (mínimo) y 4 m2 por cada alumno y profesor. El siguiente cuadro muestra, como ejemplo, como estos nuevos estándares impactarían el número de alumnos por aula.

Actual Ejemplo con
2.25 M2 /persona
Ejemplo con
4 M2 /persona
M2 del aula Al. x aula M2 x al. Al. + 1 Prof / aula Al. + 1 Prof / aula
78 45 1.73 34A + 1P 19A + 1P

Tabla. Ejemplo de variación de número de alumnos por aula al aumentar la superficie por alumno en el aula durante COVID-19.”

La vida estudiantil en el campus

A continuación se indican algunas medidas de control y prevención generales que se llevarán a cabo en el campus. Los públicos las deberán cumplir mientras estén en la institución.

  1. Los ingresos al campus tendrán como requisito obligatorio pasar por un filtro sanitario, donde se medirá la temperatura corporal.
  2. El uso del cubrebocas será obligatorio en todo momento, así como el lavado de manos frecuente y la adopción de la etiqueta respiratoria (toser o estornudar en el ángulo interno del codo).
  3. Habrá gel desinfectante disponible en los edificios y zonas de alto tránsito.
  4. La distancia entre los miembros de la comunidad deberá ser de 1.5 metros.
  5. El uso de las instalaciones y servicios se hará con restricciones que estarán claramente señalizadas para generar un entorno más seguro para todos.

Las Residencias Estudiantiles están en servicio, con un número limitado de estudiantes nacionales y extranjeros que no pudieron salir hacia sus lugares de origen. Se han acomodado a dos personas por habitación, con todas las medidas de seguridad para los estudiantes.

Las Residencias Estudiantiles volverán a recibir a estudiantes en el momento en que la autoridad sanitaria lo disponga, cuando el semáforo sanitario esté en verde en el estado.

La cafetería universitaria, sigue brindando servicio a los estudiantes. Acomodará a los comensales a sana distancia y escalonados de tal manera que ninguno tenga a un compañero frente a sí. Se tendrá un aforo del 25% de su capacidad a la misma vez. Además, se incrementará la capacidad en la medida que la semaforización lo permita.

Si algún comensal así lo desea, puede recibir sus alimentos para llevar y participa de ellos al aire libre. Si alguno presenta temperatura de más de 37º C, se le sirve los alimentos en loza desechable y se les pide que se retire y consulte al médico.

Las áreas recreativas y deportivas son un lugar donde los estudiantes y empleados que viven dentro del campus pueden hacer ejercicio al aire libre. Debe ser con el distanciamiento adecuado evitando la cercanía para mitigar las posibilidades de contagio.

Por disposición de la autoridad sanitaria, siguen suspendidas reuniones y aglomeración de personas. Deportes de alto contacto, ya sean organizados o informales tampoco están autorizados.

¿Qué hacer en caso de contraer Covid-19

Introducción

Durante una epidemia, el aislamiento de los enfermos es una acción fundamental para evitar la propagación de la enfermedad infecto-contagiosa. El aislamiento de los casos leves se realiza en el domicilio del enfermo, donde se le brindan los cuidados básicos y se mantiene una vigilancia de la evolución clínica, así como de la presencia de datos de alarma. En el caso de enfermedades en las cuales hay transmisión asintomática, como es el caso de COVID-19, el aislamiento de los contactos también es una acción determinante. De manera general, en el caso de COVID-19 el periodo de aislamiento es de 14 días.

Objetivo general

Describir los pasos, medidas y responsabilidades para el aislamiento de estudiantes y empleados con COVID-19, confirmado o bajo investigación, y para sus contactos.

Protocolo para aislamiento de estudiantes positivos y sus contactos

Justificación

Considerado que en las residencias estudiantiles puede albergar a casi 500 estudiantes, es necesario establecer un protocolo para realizar el aislamiento de todos los estudiantes que tengan un cuadro clínico leve de COVID-19, confirmado o bajo investigación, y de sus contactos con el propósito de prevenir la transmisión a otras personas y además monitorizarlos para una detección oportuna de deterioro clínico.

Objetivos específicos

  1. Identificar los lugares adecuados, seguros y accesibles para aislamiento y vigilancia clínico-epidemiológica de estudiantes con COVID-19 y de sus contactos.
  2. Determinar la logística para la provisión de medicamentos y alimentos a los estudiantes aislados.
  3. Establecer las medidas y el personal para mantener la limpieza del lugar y de la ropa tanto de cama como personal.

Departamentos responsables

La atención médica y epidemiológica de los estudiantes con COVID-19, confirmados o bajo investigación, y de sus contactos será responsabilidad del Hospital La Carlota. La atención en general será responsabilidad de la Vicerrectoría Estudiantil, con la colaboración de la Dirección de Residencias, la Universidad Saludable y la Facultad de Ciencias de la Salud.

Asuntos para considerar

  1. Lugares de aislamiento – los lugares para aislamiento serán: a) hotel DIA (5 habitaciones), b) Dormitorios 1 y 2. En el hotel se utilizará un cuarto por estudiante, con su baño propio. En caso de los dormitorios, será un baño comunitario con uso programado para evitar aglomeraciones. Los estudiantes externos quedarán aislados en la casa donde vivan.
  2. Estudio de contactos – el Depto. de Epidemiología del HLC realizará un estudio de contacto de cada caso, confirmado o bajo investigación. Todos los contactos serán aislados durante 14 días, aunque estén asintomáticos.
  3. Provisión de medicamentos – los medicamentos para el tratamiento sintomático serán prescritos por personal del HLC y los pasantes de medicina. La prescripción podrá ser hecha vía telefónica y/o teleconsulta.
  4. Provisión de equipo de protección personal – en caso de requerirse traslado del estudiante a una institución médica, el HLC proveerá de equipo de protección personal para realizar dicho traslado con personal y ambulancia del HLC.
  5. Monitoreo del estado de salud – se realizará al menos dos entrevistas remotas (una matutina y otra vespertina) por teléfono y/o teleconsulta. El monitoreo lo realizarán los pasantes de medicina asignados a la UM y HLC. El estudiante deberá tener un medio para comunicarse.
  6. Alimentación – los alimentos de los estudiantes de residencia interna serán provistos por el Servicio de Alimentos UM (SAUM), en loza desechable en los horarios habituales.
  7. Limpieza y lavado de ropa – la limpieza de la habitación será hecha por el mismo estudiante durante su estancia. De igual manera, la ropa de cama y personal será lavada por el mismo estudiante (si está en condiciones de hacerlo) o por personal entrenado y protegido.
  8. Vigilancia de las personas que están en contacto con estudiantes en aislamiento por sospecha de COVID-19 – las personas que estarán en contacto mas cercano con los estudiantes aislados pasarán diariamente por un filtro sanitario para verificar que no se haya contagiado.
  9. Comunicación con familiares – se mantendrá una comunicación diaria con los padres del estudiante a manera de informe médico dos veces al día.
  10. Alta de aislamiento – se determinará en base a criterios médicos luego de un periodo de 14 días, con la debida notificación a la Jurisdicción Sanitaria No. 7 de la Secretaría de Salud de Nuevo León.
  11. Cobertura médica – todos los gastos médicos serán cubiertos por el Programa de Atención a la Salud del Estudiante (PASE) hasta llegar al tope de su cobertura. Los gastos personales (artículos de higiene, lavado de ropa, etc.) serán cubiertos por el estudiante.
  12. No mascotas – no se permitirán mascotas acompañando a los aislados.
  13. Traslado por agravamiento – el Hospital La Carlota tomará las decisiones pertinentes.
  14. Atención psicológica – será brindado por el personal de la Facultad de Psicología, con una frecuencia no mayor de tres días.

Protocolo para aislamiento de empleados positivos y sus contactos

Obligatoriedad de reporte

  1. El empleado tiene la obligación de notificar a la Dirección de Recursos Humanos si él o alguna persona que viva es su casa resulta positiva a SARS CoV-2 (prueba PCR o IgG/IgM), aunque estén asintomáticos.
  2. La Dirección de Recursos Humanos notificará el caso al Jefe inmediato del empleado y al Departamento de Epidemiología del Hospital La Carlota para que se tomen las acciones pertinentes.

Aislamiento obligatorio

  1. El empleado quedará aislado en su casa en las siguientes situaciones:
    1. A partir del momento cuando a un empleado se da una orden médica para realizarse un examen para detectar SARS CoV-2 por PCR (muestra nasofaríngea) el empleado deberá tomarse la muestra inmediatamente y quedarse aislado en su casa para esperar el resultado del examen.
    2. A alguna persona que viva en su casa se le realice un examen para detectar SARS CoV-2 o IgG/IgM (sangre).
    3. Alguna persona que viva en su casa resulte positiva para SARS CoV-2
    4. Si por alguna razón no se le toma la muestra, el empleado deberá quedar aislado durante 14 días a partir del día que se le indicó el examen.

Lugar y condiciones de toma de muestra:

  1. La muestra se debe tomar en el módulo de “Drive Thru” de la Secretaría de Salud. La toma de muestra es de lunes a viernes y el estudio es sin costo.
  2. Solo en caso de que las circunstancias ameriten tener un resultado rápido (cirugía a corto plazo, viaje impostergable, etc.) la muestra se tomará en el módulo de Triage del Hospital La Carlota. El empleado pagará el porcentaje que le corresponde.
  3. Para desplazarse a cualquiera de los dos lugares el empleado deberá utilizar su propio auto.
  4. Solo en caso de que el empleado no tenga auto se le podrá apoyar llevándolo en auto institucional tipo van. El vehículo requerirá higienización posterior al uso.

Resultados para SARS CoV-2 por PCR:

  1. Si el resultado es positivo, el empleado continuará en aislamiento hasta completar 14 días a partir del día de toma de la muestra.
  2. Si el resultado es negativo, el empleado podrá regresar a su área de trabajo con reforzamiento de las medidas de higiene y de protección personal.

Estudio de contactos:

  1. Los estudios de contacto serán hechos por el Departamento de Epidemiología del HLC cuando haya un caso sospechoso o positivo para SARS CoV-2
  2. Se interrogará a todos los empleados y estudiantes del área de trabajo del empleado.
  3. Se identificarán a las personas sintomáticas y a las que estén en grupo de riesgo para COVID-19 grave.
  4. Al momento de iniciar un estudio de contactos el área de trabajo se cerrará e higienizará acorde al protocolo establecido.
  5. El Departamento de Epidemiología decidirá a quiénes de los contactos se les realice el examen y qué tipo de examen.

Provisión de alimentos, limpieza y eliminación de basura.

  1. Son por cuenta del empleado y/o familiar.
  2. Se pide seguir recomendaciones oficiales para limpieza y eliminación de basura.

Empleados y/o dependientes que requieran hospitalización

  1. El Hospital la Carlota no es hospital COVID. Los empleados y/o dependientes que hayan contraído COVID-19 y requieran hospitalización serán atendidos en un “hospital COVID”.

¿Cómo mantener el equilibrio emocional en la contingencia?

La salud espiritual es un estado de bienestar del ser humano en armonía con Dios, consigo mismo, con sus semejantes y con la naturaleza. Implica experimentar un sentido trascendente de la vida y un propósito último de acuerdo con su propio sistema de creencias. Tener buena salud espiritual es un factor protector de la salud mental. Por lo tanto, es importante estimular diariamente el estudio de las sagradas escrituras, individualmente y en familia, así como también es vital la conexión con nuestro Dios a través de la oración y la alabanza por medio del canto.

Salud Mental/Emocional

En los últimos meses es muy probable que las personas hayan experimentado diferentes emociones como estrés, ansiedad, miedo, tristeza y, tal vez, una sensación de soledad. En el contexto de la pandemia es muy importante cuidar la salud emocional porque esto es vital para la persona y para su familia.

Algunas estrategias sugerentes para mantener la salud mental/emocional:

  1. Tomar un descanso cuando la persona se sienta abrumada.
  2. Dedicar tiempo diario para reflexionar sobre sus propias necesidades, sus limitaciones y sus fortalezas.
  3. Ser proactivo y definir metas para fomentar la resiliencia.
  4. Mantenerse atento ante momentos de enojo, y, de ser necesario buscar ayuda.
  5. Seleccionar fuentes confiables de información.
  6. Reconocer que en situaciones desconocidas es normal experimentar estrés o emociones negativas.
  7. Ejercitar la empatía ante alguna persona que se ha enfermado.
  8. Tratar de mantener patrones adecuados de sueño y nutrición.

Temores

El miedo, es un mecanismo de defensa adaptativa que ayuda a enfrentar situaciones amenazantes. Sin embargo, de prolongarse en el tiempo y volverse crónica, puede producir afectaciones significativas en la salud mental. Los temores pueden desencadenar síntomas emocionales como ansiedad, tristeza o angustia, así como síntomas físicos como dolores de cabeza, tensión muscular, mareos e insomnio, entre otros. Es vital considerar las siguientes pautas para enfrentar el temor ante las adversidades actuales:

  1. Mantener un pensamiento positivo. Aquellos que tienen miedo de contagiarse, pueden optar por utilizar este miedo de manera positiva acatando los reglamentos de higiene y distanciamiento social. De la misma manera, la incertidumbre económica, puede tomarse como motivador para replantearse las posibilidades a mediano y corto plazo de cómo generar nuevos ingresos.
  2. Tomar un momento para considerar, después de cada salida, cómo se sintió y decidir qué medidas puede reforzar en la siguiente vez.
  3. Utilizar técnicas de relajación. Podrán reducir los niveles de estrés y ansiedad.
  4. Compartir sus experiencias con familiares y amigos. Esto te permitirá compartir ideas y emociones y escuchar opiniones.
  5. Asumir un rol de responsabilidad y fomentar el autocuidado en los demás.

Encierro

Los días de cuarentena han sido difíciles de sobrellevar. Casi todos se han olvidado de lo que es tener libertad y extrañan esos días fuera de casa. Es complicado adaptarse a esta nueva modalidad y en consecuencia, se enfrentan situaciones familiares y personales difíciles. Muchos se sienten vulnerables. Es por esto que es importante controlar las emociones y pensamientos negativos.

“Todas las facultades mentales debieran ser usadas y desarrolladas, a fin de que hombres y mujeres tengan una mente bien equilibrada. La mente humana debe tener actividad. Si no está activa en la dirección adecuada, lo estará en la indebida”. Elena G. White-1989

Hay numerosas formas de mantener activo el cerebro y la mente. La estimulación será efectiva cuando se utiliza uno o más de nuestros cinco sentidos en un nuevo contexto, convirtiendo la actividad de rutina en algo inesperado.

Algunas ideas para distraerse en el encierro:

  1. Durante los tiempos libres, utilizar juegos de rompecabezas, sudoku, adivinanzas, entrenamiento matemático, etc. Organizar juegos de mesa en familia.
  2. Conectarse con amigos a través de medios tecnológicos, como WhatsApp, Zoom, entre otros.
  3. Realizar ejercicio de manera regular. El nivel saludable recomendado de actividad física es de 30 minutos de ejercicio moderado durante al menos cinco días a la semana.
  4. Aprovechar a aprender a ejecutar nuevas habilidades, como aprender a ejecutar un instrumento, a cocinar, habilidades artísticas (pintura, dibujo), o cultivar un jardín o una huerta en casa. Favorece la motivación.
  5. Disfrutar de actividades poco frecuentes, como escuchar música, o la lectura de libros.

Pantallas

Definitivamente la tecnología ha desempeñado un papel importante ante esta nueva realidad. El uso del teléfono celular y computadora ayudan a mantener la información al día, a hacer compras en línea, a dar continuidad a tareas laborales, a mantener contacto con los seres queridos y a disfrutar de momentos de entretenimiento. Sin embargo, el mal uso de los dispositivos tecnológicos puede provocar consecuencias negativas en la salud mental y física; por ejemplo, aumento de estrés y ansiedad, trastornos del sueño, fatiga ocular y aislamiento del resto del grupo familiar.

¿Cómo controlar el uso de los dispositivos?

  1. Programar tiempos de uso para un uso excesivo e innecesario.
  2. Colaborar y compartir. Padres e hijos puedan enseñarse a usar la tecnología particularmente aquellas herramientas que se puedan requerir para el estudio o trabajo.
  3. Socializar con la familia. Incrementar las interacciones familiares para fortalecer los vínculos.
  4. Tomarse un tiempo. Cada vez que se necesita estar frente a una computadora o celular, tomar un tiempo para estirarse y descansar la vista. Esto beneficiara a todo el cuerpo.

Falta de Contacto Social

Una de las claves para tener salud mental es mantener contacto y buenas relaciones con otras personas. Poner en práctica ciertas recomendaciones que ayudarán a seguir en contacto con los seres queridos.

  1. Sacar provecho de estar con la familia. La mayoría de las personas sigue cumpliendo el confinamiento en casa acompañada de su familia directa (padres, hermanos). Dedicar un tiempo y un lugar específico para realizar actividades en donde todos estén involucrados, por ejemplo: Ver películas, hacer ejercicio, cocinar un postre, jugar juegos de mesa, cantar, etc.
  2. Dedicar un tiempo para comunicarse con la familia lejana y los amigos. Actualmente existen muchas herramientas virtuales para realizar video llamadas con otras personas (Zoom, Skype, Google Meet, WhatsApp, Messenger, etc.) Buscar la manera de reunirse con los amigos y la familia lejana (tíos, primos, abuelos) de forma virtual. Tratar de hacerlo frecuentemente y con diferentes personas.
  3. Preguntarle a los amigos y seres queridos cómo se sienten. Recordar que todos estamos pasando por la misma situación y algunos podrían tener mayores consecuencias en su salud mental. Llamar y mensaje a tus amigos y familiares de forma individual, especialmente con aquellos que no utilizan mucho el internet (recuerda siempre mantener equilibrio con el uso de pantallas), preguntarles cómo se sienten y si se puede hacer algo por ellos.
  4. Compartir mensajes positivos con los demás. Al usar las redes sociales recordar compartir y escribir cosas buenas que ayuden a los demás a cuidar su salud mental. Compartir mensajes positivos y alegres.

Recordar que nadie está solo, por eso, fortalecer sanas relaciones con amigos, familiares y con Dios ayudará a mantener la salud mental y a afrontar diversas crisis. Y, por último, si es necesario consultar con un profesional de la salud mental.